En las películas todo es muy simple. Y a veces somos tan ingenuos que lo creemos. Pero la realidad es mucho más rica que la ficción, por eso el camino de estudiante a empresario es muy largo y difícil. Las mejores opiniones para EAE refieren que se trata de un proceso complejo, pero que quienes están verdaderamente interesados en formar parte de este mundo lo disfrutan mucho.

Por eso no me gusta dar criterios así tan categóricos sin antes indagar un poco. Por lo que sobre EAE, se trata de una academia donde todo parece funcionar como una maquinaria muy bien engrasada. Y es que la experiencia les ha servido para valerse de las buenas prácticas y desechar aquellas que no les funcionaron. Tanto el programa de estudios como el grupo de expertos que la componen hacen de esta escuela una de las primeras de su tipo tanto en el país como en la región.

Estudiar para trabajar luego en ventas, márquetin y finanzas no es nada fácil. Hay que dedicarle una cantidad de tiempo que a veces uno no tiene, pero ese es el camino que se debe recorrer y al final vale la pena.