No quiero parecer chauvinista pero mi comida favorita es la catalana. Por eso siempre me verán por los restaurantes Paseo de Gracia. Porque cada vez que se me presenta una oportunidad me voy corriendo a Casa Carmen a comer de la mejor comida catalana. Este restaurante tiene un menú capaz de complacer al más exigente de los clientes.

Por un lado ofrece una amplia gama de platos mediterráneos clásicos y por otro lado brinda opciones de comida internacional. Aunque yo casi siempre elijo un plato de la comida tradicional mediterránea. No es por nada pero hay que decir que en Cataluña se come muy bien. Esta tierra es muy bondadosa y da productos de tremenda calidad. Creo que nunca emigraría porque no podría acostumbrarme a comer en otro sitio ni a comprar en otros mercados.

Hay muchos restaurantes buenos a lo largo de Paseo de Gracia. Pero sin dudas elijo Casa Carmen. Su chef es uno de los más experimentados y conocedores de la comida catalana y los productos que emplea son los mejores. No tengo ningún motivo para arriesgarme a probar suerte en otro lugar cuando en Casa Carmen encuentro todo lo que busco.