La integración de la mujer al mundo laboral es un hecho, que no siempre sucede de forma rápida y equitativa pero que va en aumento, en varios sectores como los servicios de consultoria estrategica entro otros muy importantes en los negocios como el marketing o en puestos ejecutivos.

En esto últimos las mujeres han demostrado su valía de forma extraordinaria, pues las estrategias de liderazgo que han utilizado no se comparar con las que hasta ahora se había utilizado.

Es cierto que la brecha salarial sigue siendo un problema a resolver pues en muchas ocasiones aunque la incorporación es exitosa el pago por servicios varía según los sexos, cuando no debería ser así, pues  la cantidad de trabajo y los resultados en el mismo casi nunca varían. Al contrario muchas mujeres ofrecen mejores resultados en tiempos incluso más cortos.

La mujer desde su tránsido del hogar al mundo laboral ha tenido que pasar mucho para ganarse cada centímetro de la esfera pública, pero cada paso ha valido la pena pues han demostrado que incorporación al mundo laboral constituye una ganancia para todas las sociedades que buscan la equidad como modo de vida.