La magia negra llega a Internet, y hasta los nigromantes necesitarán de una agencia marketing online para incidir significativamente en las jerarquías de contenido del ciberespacio, que solo se pueden lograr con el concurso experto y eficiente de tal entidad y sus especialistas en publicitar todo lo que pueda ser publicitado en la web y sus diversas modalidades.

Dentro del concepto de magia negra se incluyen todos los actos de liturgia mágica marginalizados por los principios y preceptos de la sociedad donde se realizan, dada la contravención abierta de estos que implican sus métodos y propósitos. Dígase provocar la muerte, manipular las voluntades sin autorización, insuflar enfermedades, causar heridas. Es todo lo contrario de la magia calificada como “blanca”.

También se caracteriza la magia negra por la búsqueda de poderes y habilidades para dominar o controlar la naturaleza en pleno al antojo del mago, o a la Humanidad, sujeta entonces a una férrea dictadura mágica que coarte todo amago de voluntad personal.

Dentro de su área se tiende a ubicar la magia roja, o como se le denomina más específicamente: hematomagia, por el uso de la sangre de terceros como recurso base para sus ritos de adivinación y de hechicería.