Las mejores escenas de sexo en el cine serán puros arrumacos de púberes en comparación con las experiencias con el sexo anal que tendrás en el mejor club de chicas en Barcelona, aunque si quieres, calienta motores repasando algunas de las escenas clásicas.

El primer coito anal del cine convencional fue el protagonizado por Gunnel Lindblöm, quien mostró que podían tenerse coitos en otro lugar que no fuera la alcoba con luz apagada, y por otro lugar que no fuera la vagina. Además, el coito anal filmado en la película El silencio (Ingmar Bergman, 1963) se ejecutó en las butacas de un cine casi vacío. Querelle (Rainer Werner Fassbinder, 1982) es otra película donde aparece este tipo de sexo.

También puedes ver El último tango en París (Bernardo Bertolucci, 1972), donde ocurre la famosa “escena de la mantequilla” entre los personajes interpretados por Marlon Brando y Maria Schneider. Se suman a la lista Numero Deux, El expreso de medianoche, Basic instinct (a cargo de los personajes encarnados por Michael Douglas y Jeanne Tripplehorn), Isi/Disi. Amor a lo bestia, Irreversible y su impresionante escena de violación entre los personajes de Jo Prestia y Monica Bellucci, y Nymphomaniac, entre Shia LaBeouf y Stacy Martin.